Alqvimia apuesta por expandirse a través del modelo de franquicias. La empresa fundada por Idili Lizcano, que actualmente factura 4 millones de euros, pretende liderar el sector de la alta cosmética natural con la apertura de 10 puntos de venta en los próximos tres años. Alqvimia inicia también su estrategia de expansión internacional a través de la implantación de Master Franquiciados en las principales capitales europeas.

Actualmente, Alquimia cuenta 3 tiendas propias (2 en Barcelona y 1 en Madrid), además de «espacios Alqvimia» en más de 200 puntos de venta nacionales e internacionales. También, se pueden encontrar «córners» de la marca en los más prestigiosos centros de estética y hoteles. Sin embargo, la empresa ha decidido dar un paso estratégico con la expansión en ciudades y territorios en los cuales todavía no tenían presencia física. Después de un amplio estudio, se ha elegido el modelo de la franquicia como el idóneo atendiendo a la historia y característica de la empresa. En estos momentos ya ha abierto franquicias en Banyoles (Girona), Bilbao y Lleida. Además, en los próximos meses están previstas dos nuevas aperturas en Reus y Andorra. Se trata de puntos de venta de unos 150 metros cuadrados situados en centros comerciales o ciudades de más de 80.000 habitantes.

El objetivo es incrementar el número de establecimientos con firmeza, pero, al mismo tiempo con tranquilidad para ser una marca más conocida y demandada. Idili Lizcano, el alquimista del Siglo XXI, un precursor de la cosmética natural, ha explicado que para poder reflejar la riqueza de este mundo Alqvimia ha creado unos espacios únicos que contienen y reflejen este mundo: nuevas tiendas spa de Alqvimia o Alqvimia Store & Spa. “Es un concepto de franquicia vanguardista ya que se basa en el triunfo de la experiencia de los sentidos”, ha destacado el fundador de la compañía.

Productos 100% naturales

Alqvimia es heredera de la Escuela Española de Perfumería y Cosmética que tiene más de 800 años de existencia. De hecho, esta marca con sede la Masía Can Duran, a los pies del Pirineo, ofrece en sus centros un producto natural de lujo junto a tratamientos y talleres pensados para mejorar el bienestar, la belleza y el desarrollo personal de la mujer.

Actualmente, existe todo un Mundo Alqvimia que responde a diferentes inquietudes que dan sentido a su existencia, el respeto absoluto por la feminidad, el amor por el trabajo bien hecho, la apuesta por una economía humanizada, el uso de materias primas ecológicas y 100% naturales, la búsqueda de la excelencia y la máxima calidad y la constante innovación que nos permiten seguir siendo líderes en Alta Cosmética 100% Natural.


Entradas Relacionadas