Relacionado con: , , ,

No resulta extraño encontrar noticias en la prensa económica que informan sobre la expansión de redes de franquicias a una velocidad de 50, 100 o varios cientos de establecimientos al año. Los equipos directivos de estas enseñas estudian continuamente la viabilidad económica de sus planes de crecimiento. Los equipos comerciales y de expansión se afanan incansablemente en captar franquiciados que les lleven a alcanzar sus metas. Pero, ¿cuál es el precio de una expansión demasiado rápida?

A veces, observamos que muchos de estos establecimientos cierran sus puertas antes de cumplir sus primeros tres años de vida. ¿Cuáles son las causas? Desde la óptica del Franquiciador, la responsabilidad del cierre suele ser del franquiciado: “Era un inversor que no se implicó en la gestión”, afirman desde la central de una conocida Franquicia. “El equipo de profesionales que se ocupó de ese establecimiento no aplicó la cultura y forma de hacer de la marca”, comentan en otra.

Pero, ¿cómo podemos evitar que esto suceda?, ¿cómo podemos impedir cierres de establecimientos que dañan nuestra imagen de marca y causan pérdidas económicas considerables?

Resulta fundamental prestar atención a aspectos relacionados con el factor humano. Son las personas quienes van a conducir el negocio y, para poder hacerlo eficazmente, deben ser seleccionadas y preparadas de la mejor forma. Para asegurar el éxito en nuevas aperturas son esenciales los siguientes puntos clave:

  1. Selección del franquiciado.

Se trata de definir bien el perfil de franquiciado que necesitamos.

  1. Preparación del equipo profesional en la central de la franquicia.

Este equipo va a gestionar una red de establecimientos y, posiblemente, se enfrentará a la internacionalización de la compañía.

  1. Preparación del equipo que va a trabajar con el nuevo franquiciado, tanto en su integración como en su desarrollo profesional.

No se trata de formar únicamente a nivel técnico, que es imprescindible. También hay que desarrollar a las personas para asegurar que el equipo del nuevo franquiciado esté cohesionado y alineado con los valores, misión, visión y ejes estratégicos de la marca.

Desde Top Ten Franquicias consideramos fundamental trabajar en la selección, integración y desarrollo de las personas que van a estar presentes en el proceso de expansión. No vemos una cosa sin la otra. Porque los negocios los hacen crecer personas trabajando con personas. Y su preparación, tanto a nivel de competencias y actitudes como a nivel personal y de equipo, asentará los cimientos de un crecimiento viable y una rentabilidad óptima a largo plazo.

Ten en cuenta estos consejos durante la expansión de tu franquicia.


Entradas Relacionadas