En el III Congreso Nacional del Retail, que tuvo lugar los días 29 y 30 de mayo en Barcelona, se desarrolló una interesante ponencia sobre las enormes posibilidades que ofrece el travel retail para la expansión de determinadas marcas de moda, belleza o alimentación.

Entendemos por travel retail aquella actividad comercial generada en zonas con gran tráfico de viajeros, como pueden ser: aeropuertos, estaciones de tren o autobús, gasolineras, autopistas, etc. Por estos emplazamientos transitan dos tipos de usuarios: quienes utilizan los medios de transporte por obligación y quienes lo hacen por placer. Este último tipo de usuario se encuentra en un estado emocional, mezcla de estrés y excitación, que le hace más proclive a la compra. Sin embargo, no hay que olvidarse del cliente que viaja por obligación, ya que también consume aunque no tan impulsivamente.

En los aeropuertos, por ejemplo, el enorme movimiento de personas supone una gran oportunidad comercial y de branding que atrae el interés de las principales firmas del mundo desde hace años. De hecho, y según la consultora en retail Conlumino, se espera que el número de viajeros internacionales supere los mil millones en el 2018. Los aeropuertos conocen estos datos y preparan más espacio comercial para retail.

Desde Top Ten Franquicias animamos a las firmas a estudiar la posibilidad de incluir el travel retail en sus planes de expansión, asumiendo el reto que supone acercarse a un público multicultural, muy distinto del que se encuentra a pie de calle, ofreciendo valores añadidos y experiencias que no pueden encontrarse en el comercio tradicional.

 

 


Entradas Relacionadas