Relacionado con: ,

Uno de los aspectos clave que debemos tener a punto antes de iniciar la expansión de nuestro negocio es la gestión financiera.

Resulta de suma importancia aplicar siempre un sistema de control de gestión que nos permita tener cierres económicos mensuales. Utilizarlo hace posible que podamos acceder a la información económica real en cualquier momento y, por lo tanto, mejora sensiblemente la toma de decisiones.

Por otro lado, a la hora de impulsar nuevos proyectos es preciso realizar algunas comprobaciones, como por ejemplo: 

  1. Confirmar que el nuevo proyecto está alineado con la estrategia de la empresa.
  2. Asegurarse de que entrar en el nuevo proyecto acercará la organización a su propósito.
  3. Consultar la viabilidad económica del proyecto y ver cómo afectará a las finanzas de la empresa.

 

Parece sencillo, pero nada de esto se puede hacer si no llevamos a cabo una gestión económica ordenada, transparente y que refleje la realidad.

¿Quieres una empresa lista para crecer? Si la respuesta es sí, te recomendamos un ejercicio previo de limpieza y orden financiero para que tu empresa pueda monitorizar su crecimiento y analizar márgenes, ventas y rentabilidad en tiempo real. Porque el acceso a información económica fiable y actualizada al momento es fundamental para que se puedan tomar las mejores decisiones de forma ágil y certera.