Es de sobras conocido que nuestro país es una potencia mundial en moda nupcial. De hecho, es el segundo exportador tras China y el volumen de negocio de esta industria es de de 860 millones de euros; 1,350 millones si incluimos complementos, calzado y vestidos de fiesta.

Así pues, no sorprende que el pasado 20 de marzo tuviera lugar en Barcelona la tercera edición del foro de debate “Barcelona Wedding Summit” con gran éxito. El evento reunió a expertos y profesionales que intercambiaron ideas sobre los retos del sector Bridal.

Una de las conclusiones a las que se llegó al final de la jornada es que el éxito de una marca de moda Bridal gravita, y lo seguirá haciendo en los próximos años, sobre las siguientes premisas:

  1. La experiencia de compra que ofrece.
  2. Las emociones que genera.
  3. La personalización que consigue.
  4. La creación y transmisión de valores de la marca.
  5. Mantener una relación constante con el cliente mediante estrategias online.
  6. La transformación de la tienda tradicional, incorporando las últimas tecnologías para dar respuesta a las necesidades y comportamientos de las nuevas generaciones de compradores.

Y sobre esos conceptos trabaja día a día Inmaculada García, una de las marcas que contribuye de manera importantísima a que este sector consolide su liderazgo mundial.

La trayectoria profesional de la creadora Inmaculada García camina de la mano de su propio crecimiento personal y del reconocimiento, tanto a nivel nacional como internacional, de una firma innovadora y diferente en el mundo de la moda nupcial.

Desde que en 2003 Inmaculada García abrió su primer atelier en Barcelona produciendo su propia colección de vestidos de novia y fiesta, la compañía no ha dejado de evolucionar. En 2007, y después de trasladarse a la parte alta de Barcelona, inició la fabricación de sus vestidos para multimarcas nacionales, a la vez que seguía atendiendo de forma muy personalizada a sus clientas. En 2011 desfiló por vez primera en la Pasarela Gaudí y comenzó la fabricación de sus colecciones para multimarcas internacionales. El pasado año inauguró un nuevo y amplio espacio en el centro de Barcelona que acoge la fábrica y la tienda. Y hoy, la compañía continúa apostando por el fortalecimiento de la firma Inmaculada García y por su crecimiento: 70 puntos de ventas multimarca nacionales e internacionales y plan de expansión que contempla la apertura de franquicias en los próximos 3 años.

Sin perder de vista los cambios en hábitos de consumo y expectativas de sus clientes para poder satisfacer ampliamente sus necesidades, la filosofía de la diseñadora es llevar el concepto de atelier por el mundo, siendo una de las selectas firmas del sector que diseña y fabrica íntegramente en Barcelona.

 

 


Entradas Relacionadas