Relacionado con:

Mucho se habla de la economía circular como estrategia de necesaria implantación si queremos caminar hacia un crecimiento sostenible. Sin embargo, a veces es difícil determinar de qué forma podemos aplicar este concepto a nuestros negocios en expansión.

En estos momentos, en los que el calentamiento global y el agotamiento de los recursos naturales nos amenazan de manera más que evidente, la economía circular es clave. Hoy, un sistema económico basado en alargar la vida útil de los productos el máximo tiempo posible y reducir al mínimo los residuos resulta primordial. 

Modelos de negocio basados en las 3 R

Los modelos de negocio enfocados en Reparar, Reutilizar o Reciclar son buenos ejemplos de economía circular. Más allá de las tres R, este modelo de producción implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar, reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible generando valor añadido.

Así pues, la economía circular ofrece grandes beneficios al medio ambiente y a la sociedad en su conjunto, creando un modelo de crecimiento sostenible.

¿Cómo puedo incorporar la economía circular a mi negocio en expansión?

Sea cual sea tu negocio, es posible llevar a cabo un análisis que te permita aplicar un cierto grado de economía circular. Algunas acciones que puedes llevar a cabo son las siguientes:

  1. Identificar los residuos que genera tu actividad, aunque se trate de una actividad del sector servicios.
  2. Identificar las opciones existentes para minimizar la generación de residuos: dar un segundo uso, compartir un recurso, etc.
  3. Realizar una valoración de los beneficios que estas medidas aportan a tu proyecto y a la sociedad.
  4. Valorar el coste de implementación de estos cambios.

Además, la economía circular puede pasar a formar parte de la cultura de tu empresa. Para ello es aconsejable llevar a cabo una primera fase de información y sensibilización dirigida a todos los públicos de la organización: trabajadores, clientes, proveedores, etc. Después, y poco a poco, las actuaciones aplicadas a todos los procesos y los nuevos comportamientos que se van adquiriendo, irán convergiendo hacia este nuevo modelo.

Es el momento de que todos los agentes sociales actúen para reducir el impacto del ser humano en el planeta. Pero, aunque la responsabilidad es de todos, las pymes pueden y deben desempeñar un papel importante en esta necesaria transformación, ya que constituyen el grupo de organizaciones económicas más numeroso del país. Hay que empezar ya, cada uno en la medida de sus posibilidades.