Relacionado con: ,

Abundan las teorías sobre cómo será nuestro mundo una vez finalice la etapa que estamos viviendo e intentando superar.

De momento, sería bueno aprender de esta experiencia de cara a próximos desafíos y emergencias globales. Y el primer aprendizaje es que estamos tan interconectados y somos tan interdependientes que, sin el trabajo y solidaridad de todas las personas y empresas, todos perdemos.

En un artículo publicado en GreenBiz Lise Kingo, CEO y directora del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, comparte sus reflexiones acerca de cómo será o, mejor dicho, como debería ser nuestro mundo después del COVID-19.

Dice Kingo que en estos momentos tan difíciles muchas personas y organizaciones se han unido para ayudar a los demás: vecinos cuidándose unos a otros, empresas preocupándose por sus empleados y clientes, gobiernos poniendo en marcha medidas para proteger a los ciudadanos, etc. Esta es la manera de salir de la situación en la que estamos sumidos: solidaridad de todos para paliar las necesidades humanitarias surgidas.

Pero, por otro lado, Kingo también señala que hay elementos muy preocupantes en esta lucha. Según la OIT pueden llegar a perderse hasta 25 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, siendo las mujeres las más perjudicadas. Además, con el confinamiento también han sido las mujeres las más afectadas por soportar la mayor parte de la carga doméstica, por su papel de cuidadoras, por la pérdida de sistemas de apoyo, etc. Tenemos una importante labor por delante para conseguir que mujeres y niñas reciban apoyo durante y después de esta crisis. La igualdad de género debe pasar de ser una visión lejana a una realidad.

Concluye Kingo, diciendo que “somos capaces de levantarnos de nuestra hora más profunda y oscura para reconstruir un mundo nuevo y mejor sobre un conjunto de valores y principios compartidos”. Y añade que El Pacto Mundial de las Naciones Unidas “pide a todas las empresas que adopten medidas colectivas para frenar la pandemia y se mantengan unidas para facilitar una rápida recuperación mediante la aplicación de nuestros Diez Principios en las esferas de los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción”. Sus palabras finales son: “El mundo después de COVID-19 se definirá pos las acciones que tomemos hoy. Trabajemos juntos en solidaridad para asegurarnos de que nadie se quede atrás…”

La expansión de los negocios debe seguir adelante, por que de ello depende la dinamización de la actividad.


Entradas Relacionadas